Etiquetas

, , , , , ,


Y el segundo día por tierras danesas ya lo tenemos aquí. Os dejo con el mapa y la crónica de ese día:

1. Después de pasar la primera noche en Kulhuse, y levantandome sudado por culpa de que el hogar había estado encendido casi toda la noche, nos vamos preparando para nuestro primer día completo en Dinamarca. Y ponemos rumbo al este, hacia la ciudad de Helsingør.

Nuestro querido compañero, un Ford SMax

2. Después de un ratito en coche y de estar dando algunas vueltas por Helsingør, por fin llegamos al principal atractivo de esta ciudad, su castillo. Y solo llegar empieza a llover, por suerte duró poco. La entrada al castillo en si era pagando, así que nos conformamos en pasear por su alrededor y entrar al patio. El castillo me encantó, con una muralla muy imponente y el “edificio” muy bonito.

Castillo de Helsingør

Castillo de Helsingør

Volteando el castillo, nos dimos cuenta que se podía ver Suecia, el país vecino, hacia el cual apuntaban los cañones del castillo (recuerdo de época de hostilidades con este país).

Cañones apuntando a Suecia (aunque no se vea)

En el castillo también pudimos disfrutar de una pequeña exposicion de fotografía, donde un danés se pasó no se cuanto rato hablandome y yo enterandome de la mitad. Después de visitar el castillo fuimos a dar una pequeña vuelta por Helsingør, pero nuestra humeda compañera, la lluvia, volvió ha aparecer, así que la vuelta fue más bien corta.

Paseando por Helsingør

Paseando por Helsingør

Entre la primera y la segunda foto tal vez hay 5 minutos de diferencia, y podeis ver el cambio en el cielo. Cinco minutos despues ya estaba lloviendo.

3. Bajo la lluvia, ponemos rumbo a Hillerød. Una vez llegamos sigue lloviendo, así que decidimos que es hora de comer y vam a un supor a comprar la comida para comerla dentro el coche. Acabamos de comer y la lluvia ha cesado, y aprovechamos para empezar la visita. Nuestro unico objetivo en esta ciudad era el Castillo de Frederiksborg y sus jardines. Más que castillo, me recordaba a un palacio, y si el de antes me gustó, este ni os cuento.

Castell de Frederiksborg (Hillerød)

Castell de Frederiksborg (Hillerød)

Y los jardines, impresionantes. Eran enormes. Con un “rio artificial” que lo cruzaba, y con zonas más boscosas en los alrededores. Por estos jardines, nos pasamos mucho rato paseando, sin ser concientes del rato que nos tiramos.

Jardines del Castillo de Frederiksborg

Jardines del Castillo de Frederiksborg

4. El día iba pansando sin darnos cuenta y aun nos quedaba una visita por hacer, Rosklide. Esa visita era obligada, pues allí uno de nuestros compañeros tenia que coger el tren para Horsens (sitio al que después llegariamos el resto). Como ya era un poco tarde cuando llegamos a Roskilde, solo visitamos la plaza central, donde están el Ayuntamiento y la Catedral.

Plaza Mayor de Roskilde (Ayuntamiento a la izquierda, Catedral a la derecha)

Después de una visita demasiado corta, fuimos hacia la estación de trenes a dejar nuestra compañera. Con todo esto, todavía no habíamos hecho la compra para la cena, y en este país cierran los supers muy pronto. Así que nos pasamos un rato buscando uno y cuendo lo encontramos nos dicen que están cerrando. Seguimos buscando y vemos que todos estan cerrados. Al final, no recuerdo que cenamos, pero os digo que seguro que no fue una cena de verdad. Y aquí se acaba nuestro segundo día en Dinamarca.

Espero que esta crónica os haya parecido interesante.

Sed Frikis

Anuncios