Etiquetas

, , , , , ,


Y por fin la “esperada” entrada sobre mi viaje a Dinamarca.

Al principio, tenía la intención de explicar todo el viaje en una entrada pero, como he decidido ir poniendo varias fotos, las entradas serán de 1, 2 o 3 días, según lo activos que fueran. Por el momento empezamos por el principio, el primer día.

Primero de todo, de cada día (o días) pondré un mapa indicando los punto importantes.

Realmente esta aventura empieza el día antes del vuelo, ya que este salía a las 6:30 de la mañana desde el aeropuerto de Girona y decidimos encontrarnos la noche antes (para hacer la espera más amena). Después de no se cuantas horas, y estando a punto de un ataque de locura (odio no saber que hacer xD) por fin embarcamos y nos dirigimos hacia Dinamarca.

Llegando a Dinamarca

Llegando a Dinamarca

1. Una vez llegamos al aeropuerto (en Billund) a esperar maleta, ir a alquilar el coche y a cruzar todo el país de punta a punta. Durante esta travesía empezamos a descubrir los paisajes de este país y vemos que el verde es el color dominante, sobretodo en grandes prados. Todo el viaje va perfecto, hasta que llegamos al puente que nos llevará a la isla de Sjaeland (en la que se encuentra Copenhagen) y tenemos que pagar la pequeña cantidad de 30€.

2. Seguimos nuestro viaje hacia la Isla de Mon, la cual cruzamos rápidamente (después ya volveremos a ella) y nos dirigimos hacia la pequeña isla de Nyord a visitar su creo que única población Nyord. Se trata de un pueblo totalmente rural, formado por unas pocas casa unifamiliares. Un lugar muy tranquilo, adecuado para descansar y pasar despues de varias horas de coche. Llevabamos todo el día con algo de lluvia, pero al volver al coche empieza a caer una que ni Noé.

Una de las casas de Nyord

Una de las casas de Nyord

3. Bajo la lluvia, decidimos arriesgarnos y dirigirnos hacia los Møns Klint, unos impresionantes acantilados. Por suerte justo al llegar deja de llover y podemos bajar “tranquilamente” la larga escalera que lleva al pie de esta formación rocosa. Ya he dicho que son impresionantes, y no me cansaré de decirlo. Nos pasamos tal vez casi una hora simplemente caminando y haciendo fotos. Pero estarnos tanto rato no fue muy buena idea pues, justo cuando empezamos a subir la interminable escalera, vuelve a empezar el diluvio. Así que llegamos al coche todo empapados y sin saber si seguir visitando o ir para nuestra futura casa.

Møns Klint

Los impresionantes acantilados de Møns Klint

4. Poco después de llegar al coche deja de llover, así que decidimos visitar la población más grande de esta isla, Stege. A pesar de verse mucho más urbano que el resto de sitios que hemos visto, tiene un cierto aire a pueblo, con su típica calle principal donde está todo y poca cosa si te alejas de esta. Básicamente aprovechamos esta parada para tirar 4 fotos e ir al super a comprar (que no nos quedaramos sin comer).

Stege

Stege

5. Finalmente decidimos dirigirnos ya hacia la casa donde dormiriamos 3 noches, toda una odisea encontrarla. Primero de todo, nos dirigimos hacia Frederikssund, donde hemos de coger la llave. Esto ya fue una difícil prueva, pues primero encontramos una llave y casi nos las llevamos, pero se trataba de una llave para abrir un buzón donde estaba la llave de la casa. Suerte que nos dimos cuenta.

Desde allí nos dirigimos hacia Jaegerspris, donde se suponía que estaba la casa. Como no tenemos ni idea de donde esta la calle de la casa, preguntamos a unos buenos daneses, que  nos indican el camino. Pero no se si fue por falta de entendimiento o porqué la explicación no fue totalmente correcta, empezamos a dar vuelta y no encontramos la casa. Seguimos preguntado y nadie sabe darnos una respuesta concreta, solo indicaciones muy superficiales. La última indicación que nos dan es “seguid recto”, así que seguimos recto (incluso llegamos a Kulhuse, otra población) y vemos una gasolinera (y recordamos que los primeros nos habían dicho algo de una gasolinera, pero ya habiamos pasado una sin resultados). Así que decidimos seguir las instrucciones de los primeros en ayudarnos desde ese punto, y despues de probar varias casas nº 23 (teniamos que ir a esta) encontramos nuestra calle y nuestra casa, eso si en Kulhuse y no en Jaegerspris como debería ser. POR FIN.

Nuestra casa danesa

Nuestra casa danesa

Y hasta aquí nuestro primer día en Dinamarca. Si quereis ver más fotos, psaros por mi cuenta de Flickr. Espero que os haya gustado y que comenteis.

Sed Frikis

Anuncios